PARA QUÉ SIRVE UNA AUDITORÍA WEB 

Este tipo de auditorías te permiten conocer el “estado de salud” de tu página web, por medio de auditorías periódicas y específicas según la naturaleza de tu negocio, analizando especialmente la usabilidad, optimización y seguridad de la misma. Se centra en el chequeo de la infraestructura técnica de tu sitio web, los elementos de la página y todos aquellos elementos esenciales para optimizarla a nivel de visibilidad, facilidad de uso y conversión.

En definitiva, el objetivo de este tipo de auditorías es conocer el estado de la página a través de reportes obtenidos que ayudarán al webmaster a comprender diferentes áreas del sitio web como la seguridad, usabilidad, contenido, calidad, entre muchas otras.

CUANDO CONVIENE REALIZAR UNA AUDITORÍA WEB

1. Cuando llevas más de un año con tu web y no ves resultados

Si tu web tiene más de un año y crees que el tráfico que está llegando es insuficiente, o que la web está un poco anticuada o poco trabajada, es un buen momento para hacer una auditoría y ponerte manos a la obra. La auditoría te permitirá – a ti, a tu equipo de webmasters, o a nosotros mismos si nos confías la tarea- mejorar todos los aspectos de tu web que permitirán dar un salto de calidad exponencial.

2. Cuando empiezas con tu nueva página web

Otro momento óptimo para realizar una auditoría web es justo antes de comenzar una campaña de marketing. ¿Para que? Para analizar los elementos que consideres clave para llevar a cabo la campaña.

3. Cuando implementas algún cambio importante en tu web

Es indispensable mantener el dinamismo de tu página web, tener siempre nuevos elementos, contenido fresco en tu blog, nuevos productos o servicios es por esto que el mantenimiento de tu web es clave. Al implementar nuevas funciones, si no hacemos la verificación, solo nos daremos cuenta que algo va mal cuando ocurra el error, siendo algo totalmente evitable con las auditorias adecuadas en el momento preciso ya que la misma te permite saber que esa nueva función que implementaste en lugar de beneficiarte, están perjudicándote.

QUÉ TIPOS DE AUDITORÍA PODEMOS REALIZAR EN TU WEB

1. Usabilidad

Esta se refiere a la facilidad con la que los usuarios pueden navegar por tu web.

2. Seguridad

El objetivo de esta auditoría es conseguir los puntos débiles de tu web, los puntos de vulnerabilidad de seguridad que le facilitan la vida a los hackers.

3. Optimización

Con esta auditoría se busca identificar los elementos que los buscadores utilizan para el posicionamiento web.

4. Otras auditorías

Además de las 3 auditorías específicas que te mencionamos anteriormente también existen auditorías que pueden agrupar varias tareas como las pruebas de desempeño, revisión de aspectos específicos como el contenido de tu blog… Podemos comparar la relación de tu web con las auditorías como la relación que la mayoría de las personas tiene con su médico, vamos cuando ya estamos enfermos y olvidamos que es mucho más beneficioso para nuestra salud aplicar un sistema preventivo. A la larga tendremos mayores costos (tiempo, dinero usuarios) si no hacemos las auditorías como mantenimiento preventivo. Con auditorías periódicas optimizamos el rendimiento de nuestras webs.

QUÉ RESULTADOS PODEMOS OBTENER DE UNA AUDITORÍA WEB

1. Descripción del estado actual de tu sitio web. 

Esto es una análisis detallado del estado actual de tu web.

2. Check list.

Este check list contendrá acciones basadas en una lista de control de auditoría web, junto con una pequeña explicación en cada ítem.

3. Hoja de ruta.

Informe que describe la estrategia de marketing online para aprovechar oportunidades de posicionamiento y las fuentes disponibles de tráfico.

Recuerda que si tienes dudas, inquietudes o deseas una auditoría web, desde Willin podemos ayudarte.

 

Visualiza el post en versión AMP

Pide presupuesto o haz tu consulta. ¡Te responderemos encantados!

1 + 15 =