QUÉ ES EL INBOUND MARKETING

Antes de explicar qué es el inbound marketing, tenemos que remarcar que las estrategias tradicionales de marketing ya están pasando a la historia (llamadas de teléfono, anuncios en los periódicos o en la televisión…). Por ello, se hace necesario iniciar nuevas estrategias más acordes al mundo en el que vivimos actualmente. El inbound marketing se trata de una estrategia que a día de hoy resulta mucho más efectiva de captar clientes y conseguir que se interesen en nuestros productos o servicios.

De hecho, el inbound marketing consiste en facilitar que los potenciales clientes de tu marca te encuentren por internet y así conozcan lo que les puedes ofrecer. Pero no se hace de forma instrusiva, como ocurriría con una llamada telefónica o un anuncio en la televisión, que cada día consideramos más molestos. Todo lo contrario, se trata de que los consumidores no se sientan forzados a visualizar tu contenido sino todo lo contrario, tentados a descubrirlo. Los usuarios no deben sentir que la finalidad de tu presencia en internet es conseguir vender. Si no que tu objetivo sea más bien ayudarles, solucionar su problema, y en un principio incluso haciéndolo de forma gratuita.

Inbound sería algo así como hacer que tus clientes potenciales vengan a ti por su propia voluntad. Conseguirlo sería maravilloso, ¿no crees?

¿Cómo lograr que los potenciales clientes vengan a ti?

1) Crear contenido de calidad y verdaderamente útil:

Encontrar cuales son las necesidades de tus potenciales clientes, sus deseos, sus problemas, y conectar con ellos de una forma real, tratando de aportar soluciones que les sean verdaderamente útiles. Compartiendo esta información de forma gratuita permite a tus lectores que vean el valor de conocerte, que realmente se hagan fieles seguidores tuyos, porque les aportas soluciones y además, lo haces sin esperar nada a cambio (de momento).

2) Atraer a los lectores que estén interesados en tus servicios o productos

Una vez tienes un contenido relevante, o paralelamente, es momento de mejorar tu posicionamiento SEO, compartir ese contenido en las redes sociales, e incluso hacer alguna estrategia publicitaria para llegar a los potenciales clientes. 

3) Convertir esos lectores en suscriptores

Ahora los potenciales clientes están en tu web, leyendo tu contenido, que si es de calidad les estará pareciendo útil e interesante. Bien, pues es el momento de conseguir que dejen su correo electrónico para no perderlos y poder seguir enviando información útil y fortaleciendo la relación, es decir, fidelizando. Para ello, una estrategia muy útil suele ser regalarles alguna guía más extensa sobre el tema, un vídeo, o algún producto de bajo coste pero de forma totalmente gratuita. Si están verdaderamente interesados no dudarán en dejar su email. Y ahí acabas de dar un paso importantísimo, ya que pasan a ser suscriptores y podrás enviarles emails cuando consideres, según una estrategia (jamás hagas SPAM) para conducirlos al siguiente nivel.

4) Convertir esos suscriptores en clientes

Tras una relación más o menos larga de emails interesantes para ese usuario, llegará el momento de ofrecerle el producto o servicio de pago. Debes haberlo preparado previamente y asegurarte que has ofrecido suficiente valor para que ahora consideren una buena idea invertir en ti.

Si sigues esta estrategia, tus ventas tardarán algo en llegar, pero pronto se harán constantes. Se creará un flujo continuo de nuevos clientes, y sobretodo si has automatizado el proceso, lo conseguirás de una forma sencilla y con poca inversión de tiempo.

 
Visualiza el post en versión AMP

Pide presupuesto o haz tu consulta. ¡Te responderemos encantados!

9 + 15 =